viernes, 10 de octubre de 2014

Ébola: ¿otra falsa pandemia?

Todo parece indicar que varias multinacionales farmacéuticas y biotecnológicas han implementado de nuevo -con la complicidad de las agencias estadounidenses de salud y de la desprestigiada Organización Mundial de la Salud- otra supuesta pandemia.

Con la habitual estrategia: sembrar el terror ante otra amenaza -tan invisible como incontrolable- que asegure el negocio a corto, medio y largo plazo. Terror con el que "animar" a millones de personas a vacunarse "preventivamente" o a tomar "novedosos" fármacos "experimentales" cuando estén infectados cuya eficacia solo se podrá constatar tras utilizarles como cobayas humanas.

Terror que en este caso quiere propagarse usando el Ébolavirus Zaire en una representación que va a contar con los mismos actores protagonistas y de reparto, y en la que miles de víctimas harán de extras prescindibles. ¿Volverá a caer la sociedad en la trampa como ya pasó con la gripe A? ¿Volverán los medios de comunicación al servicio del poder a hacerles el juego?



Jesús García Blanca
Artículo publicado en el número 175, octubre de 2014
de la revista Discovery DSalud.

3 comentarios:

Toni Almagro dijo...

Hola Jesús, en un tema tan peliagudo, que podríamos hacer a nivel individual, que acciones concretas? quien seria el dirigente de la movida a nivel local? a quien le corresponde dar la cara?
porque la ONU vemos que no, entonces?
SAlud

Toni Almagro dijo...

Hola Jesús, en un tema tan peliagudo, que podríamos hacer a nivel individual, que acciones concretas? quien seria el dirigente de la movida a nivel local? a quien le corresponde dar la cara?
porque la ONU vemos que no, entonces?
SAlud

Cesar Fernandez D dijo...

¿Qué debemos aprender de este brote, que ha estado en los titulares durante meses, sobre el estado del mundo en general? ¿Qué dice a los líderes mundiales y a los ciudadanos que los eligen, sobre el estado y la situación de la salud pública? La Directora General de la OMS, la Dra. Margaret Chan, señala seis puntos concretos. En primer lugar, el brote pone en evidencia los peligros que plantean las crecientes desigualdades sociales y económicas en el mundo. Los ricos obtienen la mejor atención. A los pobres se los deja morir. En segundo lugar, los rumores y el pánico se propagan más rápido que el virus. Y esto cuesta dinero. El virus del Ebola provoca un miedo casi universal. El miedo amplifica considerablemente los trastornos sociales y las pérdidas económicas mucho más allá de las zonas afectadas por el brote. El Banco Mundial estima que la gran mayoría de las pérdidas económicas durante un brote se deben a los esfuerzos descoordinados e irracionales de la población por evitar la infección. En tercer lugar, cuando un virus devastador y mortal golpea a los más desvalidos y se propaga sin control, el mundo entero está en peligro. Nuestras sociedades del siglo XXI están interconectadas, son interdependientes y están vinculadas electrónicamente de una forma sin precedentes. Este hecho quedó patente cuando el virus llegó al centro petrolero y de gas natural de Nigeria, la ciudad de Port Harcourt. Nigeria es el cuarto mayor productor mundial de petróleo y el segundo proveedor más importante de gas natural del mundo. Si el brote se reaviva de nuevo, podría ensombrecer las perspectivas económicas mundiales. En cuarto lugar, la desatención de los sistemas y servicios fundamentales de salud durante decenios tiene como efecto que una convulsión, como un fenómeno meteorológico extremo o la propagación descontrolada de una enfermedad, pueda postrar a un país frágil. Esos sistemas no se pueden establecer durante una crisis, ya que se derrumban. consulta por internet medico por internet pediatra por internet medico por internet doctor por internet dermatologo por internet veterinario por internet veterinario por internet psychologist online abogado especialista abogado por internet abogado por internet abogado por internet abogado por internet abogado por internet psicologo por internet doctor por internet psicologo por internet abogado por internet abogado por internet psiquiatra por internet Un sistema de salud deficiente provoca que la población no tenga resiliencia alguna ante las diversas convulsiones que están ocurriendo en el mundo con una frecuencia y virulencia cada vez mayores, ya sea por un cambio en el clima, conflictos armados y agitación social, o un virus devastador y mortal.