miércoles, 27 de enero de 2016

La industria agroalimentaria copia la estrategia de la farmacéutica

La industria agroalimentaria -al igual que la farmacéutica- no solo ha conseguido avalar "científicamente" la presunta seguridad de muchos productos cuya inocuidad y beneficios son manifiestamente discutibles sino incluso bloquear o desprestigiar las informaciones que ponen en entredicho sus aseveraciones. Llegando incluso a hacer creer a la sociedad que son auténticos guardianes de la salud. Y para ello han copiado los mismos argumentos y métodos que la industria farmacéutica. De hecho controlan sociedades, fundaciones y organismos científicos y médicos que elaboran informes, estudios, libros y videos a la medida de sus intereses. Incluso han colocado a personas de su confianza en puestos claves de las administraciones públicas nacionales e internacionales y establecido "convenios de colaboración" con entidades y medios de comunicación influyentes que difundan masivamente sus consignas.




El naturismo, el veganismo, el vegetarianismo, el higienismo y el crudivorismo son algunos de los movimientos sociales que llevan décadas advirtiendo de la importancia que para la salud tiene -hoy más que nunca- una alimentación sana, adecuada y equilibrada basada en productos ecológicos libres de pesticidas y aditivos tóxicos. Hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) –que no se caracteriza por su independencia de las grandes industrias- ha tenido que reconocer públicamente que muchos de los actuales productos alimentarios industrialmente procesados son peligrosos, especialmente los que llevan demasiada azúcar, sal y grasas animales saturadas y "trans" asumiendo que son agentes causantes de sobrepeso, obesidad y diabetes así como de problemas digestivos, renales, hepáticos, pancreáticos, cardiovasculares, óseos y neurológicos, entre otras disfunciones.

Los datos son tan alarmantes como inevitable esta pregunta: ¿cómo es posible que los responsables de velar por la salud pública no tomen medidas? ¿Por qué no reaccionan?

Pues la respuesta es tan simple como lamentable: porque las instituciones científicas y políticas no responden ante el ciudadano sino ante la industria, no velan por el interés público sino por los intereses de las grandes empresas de agroalimentación considerada el primer sector industrial en España.

¿Y cómo es posible? Pues porque estas empresas, copiando la estrategia desarrollada en su día por la industria farmacéutica, ha creado una compleja de red de influencias que abarca todos los ámbitos relacionados con la nutrición y la alimentación cuyo principal objetivo es ocultar al público los potenciales peligros y consecuencias negativas de muchos de sus productos.

Y lo hacen repitiendo de forma machacona dos consignas: que es una industria comprometida con la salud de la población y que no existen alimentos "malos" sino solo una forma errónea de alimentarse decidida libremente por cada cual que es lo que lleva a estar sano o enfermo. Aseveración que apoyan patrocinando y subvencionando toda clase de actos públicos, campañas "informativas", investigaciones, centros de estudio, cátedras, revistas y un sinfín de iniciativas más.


QUIEN CONTROLA LAS POLÍTICAS DE ALIMENTACIÓN
 
En el ámbito empresarial:
-La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria (ACOR) y AB Azucarera.
Las empresas McDonald’s, Kellogg’s, Danone, Hero, Unilever, Bimbo, Campofrío, Pescanova, Telepizza, el Pozo, Calvo, Pascual, Coca-Cola, PepsiCo, Schweppes, Nestlé, Bimbo, Chupa Chups, Delaviuda, Ferrero, Gullón, La Casa, Móndeles y Panrico.

En la industria:
-La Asociación General de Fabricantes de Azúcar de España (AGFAE).
-La Asociación Española del Dulce (PRODULCE).
-La Federación de Industrias de Alimentación y Bebida (FIAB).
-La Asociación Multisectorial de Empresas de Alimentos y Bebidas (AME).
-La Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (ANFABRA).

En el ámbito científico:
-El Instituto de Estudios del Azúcar y la Remolacha (IEDAR).
-La  Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).
-Fundación Española de Nutrición (FEN).
-La Sociedad Española de Nutrición (SEN).
-La Fundación Alimentum.
-La Fundación Dieta Mediterránea.
-La Fundación Triptolemos.

En el ámbito periodístico:
-La Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).



Jesús García Blanca
Discovery DSalud, 190, Febrero, 2016

8 comentarios:

JESUS dijo...

MAGNIFICO ARTICULO INFORMATIVO

Carlos Núñez dijo...

Muy buenas. He llegado a la página 147 de su libro "Vacunas". Desde luego que esto de las vacunas me huele que apesta ya hace muchos años. Y hace muchos años que procuro conducirme con sentido común y con armonía con el Universo.
Mire, yo esencialmente estoy de acuerdo con usted; ya antes de leer el libro. Pero me ha defraudado, no me explica nada que me pueda servir de argumentación para mí mismo y para los demás.
Es reiterativo, pesado, pesado de leer, muy pesado. Harto estoy de Prometeo que sale cada dos páginas.
Por favor, que no se entiende. Algo sí, pero que es muy difícil de leer. Usted se dedica a exponer algo que suena a delirio - se lo digo con cariño- será que no se puede decir más. Más concreto, me refiero.
Yo esperaba obtener razones pero no veo las suficientes.
A ver, tenemos de fábrica un sistema inmunitario; no? y que sabemos, para que sirve. Supongo que para defendernos de algo, no? Me gustaría entenderlo,
Francamente, estoy decepcionado. Seguro que usted sabe más pero o no lo transmite o yo no le entiendo.
En fin voy a por la segunda parte.

Jesús García Blanca dijo...

Hola, Carlos.
Me alegra de coincidir en lo esencial: la armonía con el Universo.
Siento que el libro le resulte pesado y le agradezco el esfuerzo de leerlo.
No obstante, me gustaría que precisara un poco qué quiere decir con que "suena a delirio".
En cuanto a su pregunta sobre el "Sistema Inmunitario" encontrará la respuesta en la segunda parte, junto a otros argumentos más científicos (está usted en la parte más histórica) que en la tercera parte se harán mucho más concretos en relación con las vacunas.
Espero sus críticas con interés!
J

ADRIÁN Salgado dijo...

Buenos dias Jesus,

Pues no estoy nada de acuerdo con Carlos, me parece que no ha entendido o no ha querido entender nada... estoy acabando la segunda parte y a mi me parece espectacular el libro y todo lo explicado en el, en mi opinion un libro de obligada lectura para descubrir como funciona el cuerpo humano realmente y la gran manipulacion que hemos sufrido.
MAldito PASTEUR COMO LA LIASTE !!
Es cierto que la parte historica para algunos se les puede hacer un poco pesada, pero es fundamental para entender como hemos llegado a este punto. El libro esta lleno de reflexiones y argumentos mas que suficientes para debatir con quien sea mi posicion en contra de las vacunas. Es justo lo que necesitava.
Gracias Jesus!

Por cierto, para cuando un libro sobre la "autoregulacion"? Escuche una charla suya en youtube que me dejo con las ganas de saber mas... como educar genuinamente a los hijos, alimentacion en la infancia etc...

Un saludo,

Adrián

Jesús García Blanca dijo...

Gracias, Adrián.
Ese era el objetivo de este libro: dar argumentos.
Siento a veces el impulso de escribir un libro sobre autorregulación, pero son tantos proyectos que no doy abasto. Hace años que tengo el compromiso de escribir sobre Reich y ya lo estoy dejando demasiado: un libro necesario!
Un abrazo
J

Anónimo dijo...

Un ejemplo ...



https://es.noticias.yahoo.com/consecuencias-impactantes-prueba-v%C3%ADnculo-zika-microcefalia-sgb-115233792.html



¿Por qué el movimiento escéptico, como hace con otras cosas, no sale diciendo que aún no hay pruebas científicas concluyentes de que el Zika y la microcefalia vayan juntos y que mientras no las haya no se puede afirmar esto pues es acientífico, como hacen con otras cosas?.



¿Quién es la persona que dentro de este movimiento "escoge" de que temas se va a hablar, de cuales no y en qué términos, a nivel mundial, qué criterios se emplean?.



¿Por qué de unas cosas si y de otras no?, ¿Por qué de las cosas que si, coinciden siempre con intereses industriales? (energéticas, telecomunicaciones, biotecnología, farmacéuticas, etc.).



¿Cómo es posible que todos los escépticos hablen siempre de las mismas cosas y en los mismos términos, en todos los lugares del mundo?.



El ejemplo del Zika y la microcefalia, es eso..., solo un ejemplo, podría aplicarse a multitud de cosas de las que hablan o no hablan nunca estos tipos, pero les pasa con todo (no solo con este ejemplo) y eso es lo "extraño".

ADRIÁN Salgado dijo...

Bueno pues poco a poco entonces, si no te es mucha molestia podrías pasarme la bibliografia que recomendabas en la charla sobre el tema de la autoregulacion? Es que como tu bien dices, creo que ahí esta la clave para poder cambiar este mundo en un futuro.
Me parece que hace poco han hecho una película sobre Reich, esta subtitulada en Español solo. la has visto? vale la pena verla o tergiversan mucho la historia de Reich ?

Un saludo!

Anónimo dijo...

Asociación Española de Comunicación Científica (me huelo por lo que veo que cercanos a los escépticos...).


http://www.aecomunicacioncientifica.org/


De hecho ya he visto que Javier Armentia Fructuoso (el físico presidente de ARP y director del planetario de Pamplona) aparece como vocal....

http://www.aecomunicacioncientifica.org/organigrama/